Inseminación casera: 7 Cosas que deberías saber

Josep Oliveras
Josep Oliveras.
Biólogo especialista en técnicas de reproducción humana asistida.

Durante muchos años, la conocida como inseminación casera se ha llevado a cabo en España de forma discreta, casi furtiva. El salto a los medios de comunicación se produjo a raíz de un comunicado enviado en diciembre de 2015 por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) y la Asociación Española de Andrología (ASESA). En esta carta se advertía a sus socios de  los graves riesgos para la salud que podría suponer esta práctica.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad de España emitió en Octubre de 2016 un comunicado alertando de los supuestos peligros de la autoinseminación.

El texto mezcla conceptos como la automedicación y la co-parentalidad con la seguridad y trazabilidad de las muestras y puede ser difícil de comprender para los pacientes. En este post os expongo los puntos que modestamente creo que pueden ser más relevantes.

 

1.- ¿En qué consiste la inseminación casera?

Se trata de la introducción por vía vaginal de una muestra de semen de donante que se realiza por parte de la misma mujer y sin intervención médica ni uso de medicación hormonal. Para adquirir la muestra de semen por internet se puede acudir a las páginas web de distintos bancos de semen europeos. La introducción de la muestra en la vagina se realiza coincidiendo con el momento de la ovulación, utilizando un kit que el propio banco adjunta en el envío.

Recordemos que la inseminación artificial convencional requiere de seguimiento médico ya que se utiliza medicación hormonal para estimular los ovarios y asegurar la ovulación. Además, el depósito de la muestra se realiza habitualmente en el interior del útero, lo que implica una mayor complejidad técnica y a la vez unas tasas de embarazo mayores.

 

2.- ¿Puedo elegir el donante? ¿Debe ser anónimo?

La ley española prevé que la donación de gametos sea totalmente anónima. La elección del donante es responsabilidad del equipo médico que lleve a cabo el tratamiento, debiéndose ceñir a una similitud fenotípica con la mujer receptora.

En el caso de comprar la muestra de semen de donante por internet no existen estas limitaciones. En las páginas web de estos bancos es posible elegir múltiples características del donante, así como la posibilidad de que este no sea anónimo. En este último caso, a diferencia de lo previsto en la normativa española, los niños nacidos fruto de esta técnica podrían conocer a su donante una vez alcanzada la mayoría de edad. Para ello deberían acudir a la autoridad competente en el país en el banco de semen utilizado realice su actividad.

 

3.- ¿Es segura?

Hay varios aspectos a tener en cuenta en este sentido:

  • Seguridad biológica de las muestras

La normativa referente a la seguridad biológica de las muestra es una normativa europea, por lo que si el banco de procedencia de la muestra se encuentra dentro de este ámbito, los estándares de seguridad son los mismos que en el caso de España. La seguridad del banco de semen extranjero puede ser incluso mayor, puesto que en otros países sí existen registros nacionales de donantes a diferencia de lo que ocurre España.

En este sentido, la inseminación casera es incluso más segura que la reproducción natural, puesto que al donante se le practican pruebas genéticas que una pareja no se plantea antes de tener un hijo.

  • Seguridad del tratamiento

En el caso de que no se utilice medicación y el depósito del semen se realice a nivel vaginal es extremadamente difícil que existan complicaciones. Además, al no existir estimulación ovárica la tasa de embarazos gemelares es muy baja, del mismo modo que en la concepción natural. Se evitan también posibles efectos secundarios de la medicación.

  • Trazabilidad

Llamamos trazabilidad a la capacidad de asociar un material biológico determinado con una información registrada en cada paso de la cadena desde su obtención a su aplicación.

Existe por parte del banco que envía la muestra la obligatoriedad de registrar cualquier anomalía que se produjese a raíz de la utilización de la muestra, así como del resultado positivo o negativo del tratamiento y en su caso de la salud del recién nacido. El banco deberá por lo tanto rendir cuentas de esta trazabilidad, exigida a nivel europeo, frente a su autoridad competente.

Cabe recordar que la trazabilidad en los bancos españoles se ve dificultada por el hecho de no existir un registro nacional de donantes.

 

4.- ¿Es legal?

Existe una fuerte controversia sobre la legalidad de la inseminación casera. No es mi área de conocimiento, por lo que sólo puedo limitarme a explicar los planteamientos de cada parte.

No cabe duda de que las técnicas de reproducción asistida deben ser llevadas a cabo en centros debidamente autorizados y por personal sanitario con las calificaciones pertinentes. Esto lo exige tanto el Art 4 de la Ley 14/2006 vigente en técnicas de reproducción asistida como el sentido común.

Pero, ¿la inseminación casera puede ser considerada una técnica de reproducción asistida?

¿Se puede impedir que una mujer en su ámbito privado adquiera una muestra de semen de un banco debidamente autorizado por la UE y se la deposite a sí misma en la vagina?

 

5.- ¿Cuánto cuesta?

Según las páginas web más utilizadas, el coste de una muestra de semen y su envío se sitúa alrededor de los 600€, dependiendo de la motilidad y el tipo y perfil del donante.

Por su parte, la inseminación artificial con semen de donante tiene un coste de alrededor de 1000€ en las clínicas españolas, incluyendo la medicación necesaria. Los precios no son comparables porque en este caso existe una estimulación ovárica con seguimiento médico y un depósito intrauterino de la muestra.

 

6.- ¿Qué tasa de éxito tiene?

Debe tenerse en cuenta que los resultados son limitados, puesto que se realizan en un ciclo natural de la mujer y la precisión en cuanto al momento de la ovulación es menor. Además, el depósito de la muestra se realiza a nivel vaginal, por lo que los espermatozoides deben atravesar el cuello del útero.

No existen publicaciones científicas que establezcan una tasa de embarazo para este tipo de porcedimientos. En términos generales, las probabilidades de embarazo serían comparables a las de la misma mujer manteniendo relaciones sexuales cercanas a la ovulación con un hombre que presentase una alta calidad seminal, es decir a la fertilidad natura que se considera alrededor del 20% por mes.

En el mejor de los casos, la tasa de embarazo sería muy similar a la conseguida mediante inseminación artificial con semen de donante, que se sitúa en torno al 20% por ciclo en mujeres menores de 40 años. Parece lógico pensar que la eficacia del tratamiento médico siempre estará, caso por caso, por encima de la inseminación casera.

 

7.-¿Por qué cada vez más mujeres lo realizan?

Si la inseminación casera es casi igual de costosa que el tratamiento médico más similar y a la vez es menos eficaz, ¿por qué cada vez más mujeres lo utilizan?

Es posible que una parte de las mujeres que se deciden por esta opción lo hagan para evitar usar medicación o para no revelar a nadie más que han utilizado una muestra de semen de donante. Afortunadamente, hoy en día existe una gran aceptación social para todo tipo de modelos de familia, por lo que podría ser un motivo, pero sin duda no el mayoritario.

Probablemente el motivo se debe buscar en la elección del donante.

La actual regulación española sobre donación de gametos se basa en los principios establecidos en 1988, entre ellos el anonimato del donante y la imposibilidad por parte de la paciente de elegir las características físicas del mismo.

Esta normativa fue redactada sólo teniendo en cuenta las parejas heterosexuales y no se ha sabido adaptar a la creciente demanda de las mujeres solteras y parejas de mujeres por ser madres. Una mujer soltera, por ejemplo, no puede elegir las características físicas de su donante. A su vez,este tipo de familias son las más abiertas a utilizar muestras de donante no anónimo, prohibido en España pero obligatorio en países como Suecia o Reino Unido.

En mi opinión, el auge de la inseminación casera es una demostración más de que la normativa no ha sido capaz de adaptarse a las nuevas realidades sociales. Como respuesta a esta situación, algunas personas optan por utilizar vías alternativas para crear su familia del modo que consideran más oportuno siempre y cuando no represente un perjuicio para terceros.

 

En resumen:

  • La inseminación casera permite la utilización de muestras de semen de donantes no anónimos y la selección de varias características del donante.
  • A nivel legal podríamos decir que existe un vacío, por lo que deberías asesorarte en este sentido.
  • Siempre se deben adquirir muestras de semen en un banco con plenas garantías. Si resides en España, debe estar acreditado dentro de la Unión Europea.
  • Nunca, repito NUNCA,  utilices medicación sin prescripción médica.
  • El depósito del semen sólo puede realizarse a nivel vaginal, no intrauterino.
  • Es recomendable realizarse un chequeo ginecológico antes de empezar, como cualquier mujer en el momento en el que desea quedarse embarazada.
By | 2017-01-16T12:23:46+00:00 16 enero, 2017|Josep Oliveras, Noticias|

Deje su comentario