Estimulación ovárica

Estimulación ovárica 2016-11-08T11:47:28+00:00

A pesar de que es posible llevar a cabo técnicas de reproducción asistida sobre ciclo natural, (sin medicación) es habitual que se lleve a cabo un tratamiento con fármacos previo a la realización de los tratamientos. El objetivo de la estimulación ovárica es conseguir el desarrollo y maduración de más de un óvulo en un ciclo, lo que nos permite obtener un mayor porcentaje de embarazo en técnicas de reproducción asistida.

La estimulación ovárica consiste en administrar fármacos de tipo hormonal que inducen el crecimiento y maduración de más de un óvulo en un determinado ciclo menstrual.

Es un proceso que se inicia con los primeros días de la menstruación y habitualmente dura entre 8 y 14 días. Durante este tiempo la paciente deberá recibir una inyección diaria de unas hormonas llamadas gonadotropinas (principalmente FSH y/o HMG). Las presentaciones que existen en el mercado están pensadas para que sean fáciles y autoadministrar, siempre por vía subcutánea.

En función de diversos parámetros, el ginecólogo especialista en infertilidad deberá decidir el tipo de medicación y las dosis a utilizar. Esta pauta se establece a partir de factores como la edad de la paciente, la ecografía basal de los ovarios, su masa corporal, la analítica hormonal y la respuesta a ciclos previos de estimulación en el caso en que los haya..

Durante todo el proceso de estimulación ovárica se realizan controles regulares mediante ecografías y análisis de sangre para controlar el crecimiento y maduración folicular. Con ellos, el especialista puede personalizar el tratamiento ajustándolo a la respuesta obtenida y determinar el día óptimo para realizar la extracción de los óvulos.

El último paso en el proceso de estimulación ovárica es la inducción de la ovulación. Para la maduración  final de los óvulos previa a la extracción se utiliza normalmente la hormona HCG en dosis única. A partir de las 37-38 horas después de la administración de esta hormona se produce la ovulación o expulsión de los óvulos de los ovarios hacia la trompa. Esto nos permite planificar con precisión la extracción quirúrgica de los óvulos cuando aún están en los ovarios y en su momento óptimo de maduración (que será sobre las 36 horas posteriores a la administración de la HCG).

ESTIMULACIÓN OVÁRICA PARA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

En el caso de la inseminación artificial, las dosis de medicación utilizadas son muy bajas. El objetivo es lograr el desarrollo de uno o dos folículos y sobretodo hacer coincidir en el tiempo la ovulación con la inseminación. A diferencia de la fecundación in vitro, en la inseminación artificial todos los óvulos que maduren en ese ciclo pueden ser potencialmente fecundados, por lo que es necesario reducir su número para evitar los embarazos múltiples.

Como alternativa, es posible en determinadas mujeres llevar a cabo la inseminación artificial en ciclo natural, es decir, sin medicación.

ESTIMULACIÓN OVÁRICA PARA FECUNDACIÓN IN VITRO

El éxito de la fecundación in vitro se basa en gran medida en la capacidad de elegir el mejor embrión para transferir a la mujer.  Es por ello que se necesita una estimulación ovárica que permita recuperar un buen número de óvulos. Esto permitirá la creación de varios embriones entre los que se podrá elegir cuál o cuáles son transferidos al útero de la mujer.

En el caso de la estimulación ovárica para fecundación in vitro, puede ser necesaria la utilización de un tercer tipo de fármacos. Se trata de los análogos de la GnRH o los antagonistas de la GnRH. En ambos casos, la función de este tipo de medicamentos es la llamada inhibición hipofisaria o de frenación de la mujer. Este proceso permite controlar médicamente el proceso sin que exista una interferencia de hormonas que fisiológicamente secreta la mujer que podrían alterar su curso.

En los últimos años se han desarrollado protocolos de estimulación más suaves, en los que se busca una recuperación de menos óvulos pero de más calidad. Este tratamiento se conoce como FIV suave o MINI FIV. En ciertas mujeres, es posible incluso aprovechar sus propias hormonas y potenciarlas con medicación externa a la vez. Como en todas las técnicas, es muy importante consultar con un especialista para conocer el tratamiento más adecuado en tu caso.

También te puede interesar

“Los nacidos por donación de gametos tenemos el derecho a conocer nuestros orígenes” Albert Franz

13 febrero, 2017|0 Comments

Albert Frantz es un reconocido pianista nacido en Pennsylvania. Inició su carrera muy tarde, a los 17 años, después de que su profesor le dijera a su madre que estaba tirando el dinero con [...]

  • El impacto de la medicina reproductiva en la sociedad de hoy

El impacto de la medicina reproductiva en la sociedad de hoy

11 junio, 2013|0 Comments

El Dr. Antonio Pellicer del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) nos explica cuál es el impacto de la medicina reproductiva en la sociedad actual. Si yo tuviera que hablar de cuál es el [...]

  • Vitaldona

Vitaldona – Me gusta sentirme bien todos los días

10 mayo, 2013|0 Comments

Vitaldona es el primer tratamiento de cuidado integral femenino. Gracias al Eleuterococo, Vitaldona modera los efectos no deseados de los cambios hormonales y equilibra el estado anímico. Las vitaminas E, C, B12, B6 y D3 [...]

  • Estilo de vida e influencia en la fertilidad

Estilo de vida e influencia en la fertilidad

25 abril, 2013|0 Comments

En el marco de 39 Symposium Internacional Fertilidad de Salud de la Mujer Dexeus, la Dra Rosa Tur nos habla de cómo nuestros hábitos y estilo de vida influyen en la fertilidad. ¿Cuánto [...]

Deje su comentario