¿Cuándo acudir a un especialista?

¿Cuándo acudir a un especialista?2016-10-28T09:40:28+00:00

El momento en el que una persona o una pareja decide tener un hijo es uno de los más importantes en la vida. En algunas ocasiones, el embarazo llega en los primeros meses pero en otras ocasiones pasa el tiempo y no se consigue. Para decidir en qué momento es necesario acudir a un especialista en fertilidad es necesario tener en cuenta varios factores.

En términos generales, se recomienda que una pareja que desee tener un hijo inicie un estudio de fertilidad si tras un año de mantener relaciones sexuales sin ningún tipo de protección no ha logrado el embarazo.

Durante el primer año, las parejas sin problemas para concebir que mantengan relaciones sexuales sin protección de forma regular tienen en torno a un 85% de probabilidades de lograr una gestación de forma natural. Este porcentaje se reduce notablemente con el tiempo, pasando a ser de sólo un 5% al cabo de más de un año.

El plazo de tiempo recomendable para visitar a un especialista en fertilidad puede acortarse a seis meses en el caso de mujeres con una edad superior a los 35 años. Como es sabido, la edad de la mujer es uno de los principales factores que dificultan el embarazo. Por este motivo, se considera importante adelantar la visita al especialista en estos casos.

Las parejas que ya conocen de antemano la existencia de algún tipo de problema que pueda afectar a su reproducción y obviamente las mujeres que hayan decidido enfrentarse a la maternidad en solitario deberán acudir en el momento de tomar la decisión de buscar el embarazo.

Hay ocasiones en las que la pareja logra concebir pero el embarazo no llega a término. En estos casos, es recomendable acudir al especialista en fertilidad en el momento en el que se produce el segundo aborto. Algunas sociedades científicas recomiendan esperar al tercero, pero se debe valorar el estrés psicológico y la edad de la paciente.

Sea cual sea vuestro caso, es muy importante mantener una actitud positiva y no caer en la ansiedad. Los problemas para lograr el embarazo son frecuentes y afortunadamente la inmensa mayoría tiene solución. Seleccionad un especialista en fertilidad que os genere confianza y visitaros. El objetivo de esta primera visita será diagnosticar la o las causas por las que no se produce el embarazo y el tratamiento más adecuado, en caso de que sea necesario.

También te puede interesar

Deje su comentario