Conductos deferentes

Se denominan también vasos deferentes.Son un par de tubos musculares rodeados de músculo liso, cada uno de 30 cm aproximadamente, que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios intermediando el recorrido del semen entre éstos. Durante la eyaculación los tubos lisos se contraen, enviando el semen a los conductos eyaculatorios y luego a la uretra, desde donde es expulsado al exterior.

Los conductos deferentes se hallan en el interior del cordón espermático, que en el proceso de desarrollo embriológico es el responsable que los testículos desciendan a la bolsa escrotal.

El cordón espermático pasa por el conducto inguinal masculino y en su interior se encuentran, además del conducto deferente, numerosas estructuras neurovaculares.

Entre los métodos anticonceptivos masculinos, el más conocido es la vasectomía, en el que son cortados los vasos deferentes. Esta técnica impide que los espermatozoides vayan del testículo a la vesícula seminal, lugar donde se acumulan hasta el momento en que se produce la eyaculación.