La clínica IVI Vigo ha conseguido el nacimiento en España de dos bebés, de padres con bajas fecundaciones previas y/o fallo de fecundación, mediante una nueva técnica en reproducción asistida que consiste en la activación ovocitaria con ionóforo de calcio.

El nacimiento de estos dos bebés ha sido posible gracias a la nueva técnica en reproducción asistida que consiste en la activación ovocitaria asistida (AOA) con ionóforo de calcio, según ha asegurado hoy en Valencia el director del centro vigués, Elkin Muñoz, durante su intervención en el vigésimo octavo Congreso Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), que hasta el próximo viernes reúne a cerca de un millar de expertos en fertilidad.

El director del IVI Vigo ha explicado que para que un ovocito pueda ser fecundado tiene que ser activado por la cabeza del espermatozoide, y en este proceso es cuando se microinyecta el iónofo de calcio.

Cabe señalar que, para lograr estos nacimientos, el centro vigués llevó a cabo un estudio en el que once parejas con distintos problemas de infertilidad se sometieron a la AOA para intentar quedar embarazadas.

De estas once parejas, seis tenían bajas tasas de fecundación en ciclos previos FIV con ICSI (fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática), tres tenían fallo de fecundación total y, las dos restantes, el varón era globozoospérmico (espermatozoides con la cabeza redondeada que no tienen capacidad para fecundar).

Elkin Muñoz ha señalado que con esta nueva técnica, siguieron el mismo proceso que en el caso de una FIV pero en el momento de realizar el ICSI se microinyectó el ionóforo de calcio y luego se expuso el ovocito al ionóforo durante diez minutos.

Posteriormente, los expertos evaluaron las tasas de fecundación y en los seis casos de bajas tasas de fecundación ésta se duplicó, pasando de un 35% de media a más del 70% y dando lugar a dos recién nacidos.

En los tres casos de fallo de fecundación total se consiguieron tasas del 30, 40 y 70% respectivamente con un recién nacido y una gestación. En último lugar, cabe destacar que los dos casos de globozoospermia se saldaron con el nacimiento de dos bebés completamente sanos.

El mismo director del centro ha señalado que la utilización del ionóforo de calcio se podría ofrecer a los pacientes con bajas fecundaciones previas y/o fallo de fecundación con el fin de aumentar la tasa de éxito con resultados seguros en términos de recién nacidos.