La Clínica Ginecológica de Bilbao logra el primer embarazo en España con una nueva técnica de Diagnóstico Genético Preimplantacional que permite analizar todos los cromosomas humanos.

La Unidad de Reproducción de la Clínica Ginecológica Bilbao y el Laboratorio de Genética Reprogenetics han logrado, por primera vez en nuestro país, el primer embarazo mediante el análisis de todos los cromosomas utilizando ‘microchips’ o ‘arrays’ de hibridación genómica comparada (aCGH) en el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).

Para el tratamiento de reproducción asistida, llevado a cabo en la Clínica Ginecológica Bilbao y en el laboratorio de DGP de Reprogenetics, se analizaron una célula de cada uno de los embriones obtenidos mediante FIV-ICSI con la nueva técnica de ‘microchips’ o ‘arrays’ de CGH (aCGH24). Se obtuvo resultado de los cinco embriones analizados, resultando uno de ellos ser cromosómicamente normal. Este embrión se transfirió a la paciente y dio como resultado un embarazo.

Actualmente, la paciente está en la semana veinte de gestación y tanto ella como el feto se encuentran en perfecto estado. Cabe señalar que esta misma paciente ya había padecido cuatro abortos antes de someterse a las técnicas de reproducción asistida.

Según han informado los responsables de ambos centros, el DGP es una técnica innovadora que permite la detección de anomalías genéticas y cromosómicas en el embrión, antes de transferirlo al útero materno. El objetivo de esta técnica es asegurar una descendencia sana y acabar con la transmisión de una determinada patología.

Hasta el momento, sólo era posible analizar entre 9 y 12 anomalías cromosómicas numéricas (aneuploidías) de los 24 cromosomas humanos mediante el método de Hibridación in Situ Fluorescente (FISH). Ahora, con esta novedosa técnica de ‘microchips’ o ‘arrays’ de Hibridación Genómica Comparada (aCGH24), únicamente aplicada en España por Reprogenetics, es posible analizar todos los cromosomas del ser humano con resultados a las 24 horas.

Los especialistas han destacado que esta novedosa técnica constituye una gran esperanza para casos difíciles, en los que las anomalías cromosómicas son la causa de la infertilidad o esterilidad, como abortos de repetición, fallos repetidos de implantación, edad materna avanzada y factor masculino.