Cuando una pareja busca un hijo y aproximadamente después de un año de mantener relaciones frecuentes sin protección anticonceptiva éste no llega, lo aconsejable es acudir al ginecólogo para qué decida cuál es el mejor tratamiento.

El tratamiento de esterilidad afecta indudablemente a las relaciones sexuales de la pareja, ya que la tensión que esta crisis implica puede influir sobre el deseo sexual mutuo. A veces, el sexo cambia de significado y lo que antes se hacía por placer ahora se convierte en una obligación. Hacer el amor puede sólo transformarse en conseguir un estado de gestación, ya que el sexo se ve pautado por los períodos fértiles, generando así una exigencia de rendimiento y una pérdida de espontaneidad.

Pero cabe destacar que las relaciones sexuales programadas pueden ser la primera solución en casos en que el embarazo demora en llegar (siempre y cuando no existan alteraciones de la ovulación o de los espermatozoides).

La búsqueda del embarazo ha de ser un objetivo compartido por ambos miembros de la pareja. Si sólo uno de ellos quiere el embarazo, por supuesto que el sexo cambiará de significado.

Las relaciones sexuales programadas incluyen la estimulación ovárica y la evaluación de la fecha de ovulación para así poder indicar a los pacientes el mejor momento para mantener relaciones. En un ciclo normal de 28 días, la ovulación de la mujer tiene lugar el día 13 o 14 antes de la fecha de la menstruación.

¿En qué consiste la técnica de relaciones sexuales programadas?

Programar las relaciones sexuales de la pareja consiste en provocar la maduración de uno o más ovocitos en los ovarios y hacer coincidir el período más fértil de la mujer (momento en que se induce la ovulación) con las relaciones sexuales de la pareja.

Es una técnica que está indicada en casos en que existe una disfunción ovulatoria, siempre y cuando la permeabilidad tubárica esté en buenas condiciones y el semen presente unos parámetros dentro de los valores de normalidad.

Con el tratamiento de programar las relaciones sexuales de la pareja incluye también, como hemos mencionado anteriormente, el tratamiento de la estimulación ovárica. Éste consiste en inducir una ovulación múltiple mediante medicaciones hormonales.

Es un proceso que habitualmente dura entre 8-14 días. Durante este tiempo la paciente deberá recibir una inyección diaria de unas hormonas llamadas gonadotropinas (la FSH y la HMG). Éstas pueden ser inyectadas vía subcutánea o intramuscular (dependiendo de la pauta de medicación que su médico haya escogido para ella). Esta pauta se establece a partir de diversos factores de la paciente como la edad, la morfología de los ovarios, la masa corporal, la analítica hormonal y la respuesta a la estimulación en ciclos previos.

La administración de estas hormonas para producir la estimulación ovárica suelen empezar el 2º o 3er día de la menstruación. Durante todo el proceso se hacen controles regulares mediante ecografías y análisis de sangre para controlar el crecimiento y maduración folicular y determinar el mejor día para realizar la extracción de los óvulos.

Además de las gonadotropinas, también se puede administrar por vía oral y durante cinco días el fármaco llamado citrato de clomifeno. Éste no requiere ser inyectado, debe ser controlado y los resultados que aporta son menores a las gonadotropinas.

A veces también se administra otros medicamentos diferentes al citrato de clomifeno y a las gonadotropinas para corregir las disfunciones ovulatorias. Estos fármacos son antiprolactínicos (asociados a desórdenes de la ovulación).

Vídeos relacionados

El Dr. Manuel Ardoy, embriólogo clínico del Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid), nos explica si el hecho de programar las relaciones sexuales influye de manera negativa en la capacidad reproductiva de las parejas.

También te puede interesar

  • El impacto de la medicina reproductiva en la sociedad de hoy

El impacto de la medicina reproductiva en la sociedad de hoy

June 11th, 2013|0 Comments

El Dr. Antonio Pellicer del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) nos explica cuál es el impacto de la medicina reproductiva en la sociedad actual. Si yo tuviera que hablar de cuál es el [...]

  • Vitaldona – Me gusta sentirme bien todos los días

Vitaldona – Me gusta sentirme bien todos los días

May 10th, 2013|0 Comments

Vitaldona es el primer tratamiento de cuidado integral femenino. Gracias al Eleuterococo, Vitaldona modera los efectos no deseados de los cambios hormonales y equilibra el estado anímico. Las vitaminas E, C, B12, B6 y D3 [...]

  • Estilo de vida e influencia en la fertilidad

Estilo de vida e influencia en la fertilidad

April 25th, 2013|0 Comments

En el marco de 39 Symposium Internacional Fertilidad de Salud de la Mujer Dexeus, la Dra Rosa Tur nos habla de cómo nuestros hábitos y estilo de vida influyen en la fertilidad. ¿Cuánto [...]

  • Ginefiv cumple 25 años de trayectoria en el campo de la reproducción asistida

Ginefiv cumple 25 años de trayectoria en el campo de la reproducción asistida

April 11th, 2013|0 Comments

La clínica de reproducción asistida Ginefiv ha querido celebrar de manera especial su 25º aniversario. Para ello, el centro organizará diversas actividades conmemorativas a lo largo de este año. En este vídeo los principales [...]