Los principales factores que influyen en la esterilidad varonil están íntimamente relacionados con la concentración espermática, la movilidad y la morfología de los espermatozoides.

La mayoría de las causas de esterilidad masculinas están íntimamente relacionadas con la baja calidad del semen (espermatozoides con anomalías morfológicas, en la concentración espermática o en su movilidad). Pero existen también alteraciones estructurales y funcionales en los espermatozoides que no pueden visualizarse en un seminograma (análisis de semen), pero sí que pueden manifestarse durante la interacción con los óvulos en la fecundación o durante el desarrollo de los embriones generados.

También hay otras causas no relacionadas con la calidad seminal como son las patologías que impiden el correcto depósito del semen en la vagina como ocurre con la hipospadias, disfunción eréctil o eyaculación retrógrada.

Según un estudio realizado por el centro IVI Buenos Aires y en el que participaron 1.200 parejas, el 74% de los hombres poseen algún tipo de irregularidad en los parámetros de su esperma (concentración, movilidad o morfología). De hecho, el estudio revela que las principales causas de infertilidad masculina responden a alteraciones en motilidad y morfología del semen.

El doctor Fernando Neuspiller, director del centro IVI Buenos Aires, explica que los resultados de este estudio, que fueron analizados conjuntamente con los obtenidos de las otras diecinueve clínicas IVI que hay en todo el mundo, mostraron que el 41% de los casos de complicaciones están relacionados con la concentración, mientras que el 59% con la movilidad. El especialista señala que los resultados de su centro demuestran que las estadísticas de Argentina son comparables a las del resto de las clínicas IVI en todo el mundo.

Es importante saber que la infertilidad masculina puede ser causada por tóxicos testiculares (consumo de drogas, alcohol, tabaco), anomalías genéticas, infecciones del tracto urinario y trastornos hormonales.

Cabe señalar que también existen otras problemáticas que pueden inferir en el varón en su posibilidad de concebir como es una azoospermia, que es una ausencia total de espermatozoides en el eyaculado.

También hay ciertas profesiones donde existe un riesgo aumentado para la fertilidad masculina. Son trabajos donde se está en contacto con sustancias o agentes físicos tóxicos para la fertilidad: agricultores, trabajadores en hornos, astilleros, trabajadores de fundiciones, etc.

El responsable de diagnosticar la integridad y función del sistema reproductor masculino es el andrólogo, que es el especialista que valora la integridad anatómica, endocrina, genética y funcional del aparato reproductor del paciente.

Invitro TV
La redacción de Invitro TV está compuesta por profesionales de la comunicación y de la reproducción asistida, que trabajamos para ofrecerte los mejores contenidos.